Las grasas  son componentes necesarios y vitales para la salud de nuestro cuerpo mucho se a hablado de  este tema que se llega a producir una confusión para dilucidar el asunto diremos que depende del tipo de grasas y de la calidad y la manera de prepararlas para su consumo hay grasas que son buenas para nuestra salud y otras que no lo son. En los países industrializados más de dos tercios de la población muere por causa de enfermedades degenerativas producidas por las grasas mas del sesenta por ciento muere por las siguientes patologías que se relacionan con la degeneración de las grasas: enfermedades cardiovasculares 43% cáncer 22,4% y diabetes un1,8% todas  estas personas han fallecido por malos hábitos en su alimentación basados en la ignorancia y desconocimiento del problema lo fundamental a tener en cuenta es que nuestro cuerpo necesita para vivir en condiciones saludables comida, aire, agua y luz y partir de estos elementos se determina la salud de nuestro organismo, si conocemos que estos cuatro elementos determinan nuestra salud física podemos escoger a que calidad de elementos nos expondremos ya que nuestra salud dependerá de nuestra elección. Las proteínas, carbohidratos y las grasas son los mayores componentes de nuestra alimentación y son los pilares de la nutrición. Siendo de las grasas de donde proviene una parte substancial de calorías. La falta de uno de los factores mencionados, inevitablemente llevará a un deterioro físico con un final mortal si dicho factor no es reincorporado en la cantidad necesaria. Un exceso producirá síntomas de intoxicación. En el ambiente moderno, a menudo la enfermedad por carencias de nutrientes es más común que las intoxicaciones por exceso. Elegir grasas saludables ciertas grasas son absolutamente necesarias mientras que otras van en detrimento de la salud. Algunas curan y otras matan. Cuáles son las unas y cuáles son las otras depende de varios factores. LO importante es saber qué tipo de grasa es, cómo ha sido tratada, si es fresca. Si fue expuesta a la luz. Oxigeno, hidrogeno, agua, a qué tipos de metales, cuan vieja es, cómo se ocupó en la preparación de la comida, etc. Lamentablemente esto no  se da a conocer y tampoco se enseña a los futuros estudiantes ni a la población en general ignorando su importancia. Si tenemos los tipos de grasas correctos, en la cantidad y balance adecuados, y es preparada mediante los métodos correctos, ellas construirán nuestra salud y nos mantendremos sanos, pero el tipo de grasa equivocado, una mala cantidad y balance, o  incluso  el tipo de grasa correcta mal preparada en la cocina causará enfermedades degenerativas. Para mantener la salud necesitamos cambiar el consumo de grasas, aceites y otras sustancias grasosas. Si queremos prevenir una muerte prematura por enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes, y alejarnos de la artritis, obesidad, síndrome premenstrual o ciertos tipos de enfermedades mentales, debemos estar informados de nuestra nutrición. Las grasas han sido omitidas de los sistemas de nuestra educación en forma deliberada, haciendo  que parezcan algo que debe ser evitado.